November 08, 2018 02:56 PM

 

Tal parece que “El Chapo” no recibirá su abrazo.

Un juez de un tribunal federal de Nueva York negó la solicitud de Joaquín Guzmán Loera de abrazar a su esposa, la exreina de belleza, Emma Coronel Aispuro, antes de iniciar los argumentos en su juicio por narcotráfico la próxima semana.

En una carta al juez que preside el caso a principios de esta semana, uno de sus abogados pidió “que se le permita al Sr. Guzmán dar a su esposa, Emma Coronel Aispuro, un breve saludo momentáneo para incluir un abrazo” antes de que comience el procedimiento.

SUSCRÍBETE A NUESTRO BOLETÍN

HECTOR RETAMAL/AFP/Getty Images

El jueves, en la respuesta a la petición, el juez de la corte federal de Brooklyn, Brian Cogan, dijo que estaba “de acuerdo con la solicitud”.

“Como señala el abogado defensor, la conducta del acusado durante lo que seguramente son procedimientos difíciles y las condiciones de confinamiento para él ha sido ejemplar, y ha demostrado una considerable gracia bajo presión”, escribió el juez, sin embargo no tuvo más opción que negarla.

Cogan notó que anteriormente había mantenido la “restricción del gobierno que prohíbe que el acusado se comunique o tenga contacto físico con su esposa para evitar que el notorio narcotraficante coordine cualquier escape de la prisión o dirija cualquier ataque contra personas que podrían cooperar con el gobierno”.

U.S. law enforcement via AP

Agregó que “las mismas preocupaciones que justificaron su implementación en primer lugar todavía existen hoy. En todo caso, esto es especialmente cierto en la víspera del juicio, cuando la realidad de la responsabilidad potencial que enfrenta el acusado si es condenado puede establecerse y su motivación para escapar o amenazar a un testigo podría ser particularmente fuerte”.

El Chapo Guzmán, quien escapó dos veces de cárceles de alta seguridad en México, dirigía “la organización de narcotraficantes más grande del mundo” y utilizó el asesinato, el secuestro y la tortura para mantener su control sobre el Cartel de Sinaloa.

KENA BETANCUR/AFP/Getty Images

Fue extraditado a los Estados Unidos el año pasado, y desde entonces ha estado recluido en régimen de aislamiento.

La petición de los abogados parece confirmar que la esposa del acusado, que ya en anteriores ocasiones ha viajado a Nueva York para asistir a audiencias de su marido en la corte, acudirá al juicio, que se celebrará en medio de grandes medidas de seguridad y una enorme expectación.

El capo mexicano enfrenta cadena perpetua de ser declarado culpable.

El juicio se le celebrará en el tribunal de Brooklyn, Nueva York, ante un jurado de 11 personas. Está previsto que empiece el próximo martes.

Tal Vez Te Guste

EDIT POST